Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

¿Recesión o recuperación?

Plus500 | lunes 08 agosto 2022

El estado de la economía estadounidense ha sido fuente de gran controversia últimamente entre los economistas y el ciudadano medio. Con una serie de indicadores económicos que parecen presentar una imagen contradictoria de la situación actual del mercado estadounidense, los inversores pueden esperar a ver cómo se desarrolla la negociación en Wall Street esta semana.

US

¿Dónde estamos?

Los principales índices estadounidenses se han enfrentado a una dura batalla durante este año para mantener el valor de sus acciones. La combinación de una inflación récord, la inestabilidad geopolítica mundial y un Comité Federal de Mercados Abiertos cada vez más beligerante han empujado a los mercados a lo que muchos analistas han denominado "ánimo de aversión al riesgo". 

Con los consumidores estadounidenses enfrentándose a las subidas de precios más rápidas vistas desde principios de los años 80, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tomó un rumbo de endurecimiento rápido. La última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto concluyó el 27 de julio con la decisión de subir los tipos de interés en un 0,75% por segunda vez consecutiva. Los expertos del mercado han expresado claramente la preocupación de que un cambio tan brusco hacia una política monetaria más conservadora pueda no sólo frenar la recuperación de la economía estadounidense tras la pandemia, sino incluso llevarla a la recesión. 

Los análisis sobre la situación actual de la mayor economía del mundo difieren. El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos ha caído durante los dos últimos trimestres; según las definiciones tradicionales, esto significaría una recesión. Los resultados de 2022 en Wall Street parecen confirmar esta conclusión; el S&P 500 ( EE.UU. 500) ha caído un 13% desde principios de año, mientras que el Nasdaq y el Dow Jones Industrial Index ( EE.UU. 30) han caído un 19% y un 10% respectivamente.

Rayos de luz

Sin embargo, el gobierno de Biden se ha abstenido hasta ahora de caracterizar el statu quo económico estadounidense en tales términos. Las últimas cifras sobre la creación de empleo podrían apoyar la posición del presidente; el pasado viernes por la mañana se reveló que la tasa de desempleo en Estados Unidos ha alcanzado el 3,5%, su nivel más bajo en más de medio siglo. Si los Estados Unidos están realmente en recesión, parece ser una recesión muy atípica.

Algunos incluso opinan que estas cifras de empleo innegablemente positivas pueden haber sorprendido al propio presidente Biden. Sin embargo, los nuevos datos económicos que se conocerán esta semana podrían suponer un mayor desafío para las principales autoridades estadounidenses.

Se espera que el miércoles los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) subyacente de julio muestren una inflación que alcance una tasa anualizada del 6,2%, un ligero aumento del 0,3% respecto a las cifras de junio. En la otra cara de la moneda, se estima que el Índice de Precios de Producción (IPP) ha subido un 0,3%, lo que supone un descenso de casi tres cuartas partes respecto al aumento del 1,1% de junio.

Si bien todos estos últimos acontecimientos pueden haber calmado un poco a los que temían una inminente recesión económica, la situación aún no está clara. Dado que la inflación sigue estando lejos del rango "ideal" del dos al tres por ciento, los responsables de la Reserva Federal pueden estar llegando a la conclusión de que la era de las subidas rápidas de los tipos de interés no puede llegar a su fin todavía. En consecuencia, la economía estadounidense podría sufrir un aterrizaje aún más duro en los próximos meses.

Todavía está por ver hacia dónde se dirigirá el mercado estadounidense a corto plazo, y si el resto del mundo seguirá sus pasos. El viernes, los operadores de Nueva York parecían estar reflexionando acerca de las últimas publicaciones, ya que el S&P 500 y el Nasdaq (US-TECH 100) cayeron un 0,1% y un 0,5% respectivamente, mientras que el Dow subió un 0,2%. Los observadores del mercado tendrán que esperar para ver si estas tendencias contradictorias se entremezclan en el inicio de esta semana bursátil. 


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7