Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

Bajada de tipos: ¿Es probable que el BCE actúe antes que la Fed?

Carolane de Palmas | martes 28 mayo 2024

Las decisiones de política de los bancos centrales pueden ser uno de los principales focos de atención de los operadores de todo el mundo en 2024, en particular con respecto al calendario de los posibles recortes de los tipos de interés. Tras la bajada de tipos del Banco Nacional Suizo (BNS) en marzo, todas las miradas se dirigen ahora al Banco Central Europeo (BCE) y a la Reserva Federal (Fed) para ver quién podría seguir su ejemplo. Veámoslo más de cerca:

RateCut article (1)

Los miembros del BCE se muestran cada vez más pesimistas

Los recientes comentarios de algunos de los principales miembros del BCE apuntan a un posible giro moderado de su política monetaria. En términos sencillos, una postura moderada concede prioridad al estímulo del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo, lo que puede lograrse mediante diversas herramientas, como la reducción de los tipos o su mantenimiento en niveles bajos.

Ayer, lunes 27 de mayo, dos miembros clave del BCE, Olli Rehn y Philip Lane, señalaron una alta probabilidad de un recorte de los tipos en la próxima reunión del BCE del jueves 6 de junio, lo que suscitó especulaciones entre operadores y analistas sobre la futura dirección de la política monetaria de la Eurozona.

En su intervención en la Conferencia BOJ-IMES 2024 sobre la dinámica de los precios y los retos de la política monetaria, organizada por el Instituto de Estudios Monetarios y Económicos del Banco de Japón (BoJ), el Gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, explicó que el aumento de los tipos de interés desde julio de 2022 ha permitido al BCE amortiguar la demanda, limitando así la inflación

Señaló que se espera que la inflación general y la subyacente, actualmente en el 2,4% y el 2,7% respectivamente, alcancen el objetivo del 2% del BCE el próximo año. Rehn cree que la reciente evolución a la baja de la inflación parece sostenible, lo que significa que podría haber llegado el momento de relajar la política monetaria en la próxima reunión del BCE, el 6 de junio. 

Aunque Rehn apoya la idea de un recorte de tipos, también subraya que éste sólo puede producirse si este «proceso desinflacionista» no sufre «nuevos reveses», como el aumento de las tensiones geopolíticas o de los precios de la energía.

La otra sugerencia sobre la posibilidad de que el próximo movimiento del BCE sea un recorte de tipos vino del economista jefe del BCE, Philip Lane, que declaró en el Financial Times que «salvo sorpresas importantes, en este momento hay suficiente en lo que vemos para eliminar el nivel máximo de restricción».

Aún así, Lane reconoce la necesidad de que el BCE se mantenga en territorio restrictivo en 2024 para evitar que la inflación vuelva a subir y se mantenga por encima del objetivo del 2% más tiempo del previsto.

La Fed señala un periodo prolongado de tipos de interés más altos

En las últimas semanas, los responsables de la Reserva Federal han insistido en que el endurecimiento de la política monetaria estadounidense puede tardar más de lo previsto en reducir de forma sostenible la inflación hasta situarla en torno al objetivo del 2%. Esto sugiere que el banco central de EE.UU. podría necesitar mantener los tipos de interés en sus niveles actuales durante un periodo prolongado, encarnando un entorno de tipos «altos durante más tiempo».

Como es probable que esta falta de avances hacia una inflación más baja respalde la idea de que la Reserva Federal podría no recortar los tipos a corto plazo (algunos participantes en el mercado anticipan el primer recorte de la Reserva Federal para el próximo mes de septiembre), es probable que el BCE sea el primero en recortar los tipos si votara a favor de unos tipos de interés más bajos en su próxima reunión.

Algunos analistas advierten, sin embargo, de que una diferencia (divergencia) significativa en la política de tipos de interés entre la Fed y el BCE podría debilitar el euro (depreciarlo) debido a los cambios de sentimiento en el mercado de divisas. Esto, a su vez, podría hacer subir la inflación en la zona euro al encarecer las importaciones.

Teniendo en cuenta las incertidumbres inherentes al futuro y la posible influencia de factores imprevistos, estos escenarios sólo deben considerarse proyecciones de algunos analistas, no garantías. (Fuente: Financial Times)

Conclusión

La opinión de Olli Rehn y Philip Lane parece coincidir con la de otros miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo de que una reducción de tipos en junio está sobre la mesa. Esto podría significar que es probable que el BCE recorte sus tipos de interés antes que la Reserva Federal, que suele llevar la delantera en lo que a decisiones de política monetaria se refiere.

Sin embargo, los operadores deben recordar que ambos bancos centrales se basan en un enfoque dependiente de los datos, lo que significa que los datos económicos publicados entre las reuniones de política monetaria pueden tener un impacto en su análisis, previsión y decisión.

Además, el viernes 31 de mayo se publicará un dato de inflación clave para la Fed: el gasto en consumo personal subyacente (PCE), que podría proporcionar más pistas sobre la tendencia de la inflación en EE.UU. tras una serie de datos de inflación mixtos publicados en las últimas semanas.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7