Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

La montaña rusa del petróleo continúa

Plus500 | jueves 01 septiembre 2022

Mientras la economía sigue deteriorándose en medio de la creciente inflación, los temores de recesión que la acompañan, las renovadas restricciones de COVID-19 en China y la aparentemente interminable guerra en Ucrania, el petróleo parece estar en una pendiente resbaladiza. Este preciado producto energético ha perdido ostensiblemente su vigor en los últimos meses. 

Oil prices drop

La subida de tipos y la preocupación por la demanda frenan el crecimiento del petróleo

Ayer, el petróleo (CL) registró su tercer descenso mensual consecutivo desde la aparición de Covid en 2020. En el momento de escribir este artículo, esta materia prima indispensable ha perdido un considerable 18% de su valor desde julio, terminando la jornada del miércoles por debajo de los 90 dólares el barril.  Una de las razones principales, y quizás obvias, de la caída del petróleo es la inflación, que ha hecho mella en las economías de todo el mundo. A medida que los bancos centrales como la Reserva Federal (FOMC) y el Banco Central Europeo (BCE) intentan luchar contra la asombrosa inflación subiendo los tipos de interés, parece surgir un creciente temor por el debilitamiento de la demanda de petróleo, lo que provoca este descenso. Para añadir sal a la herida, el endurecimiento de los bancos centrales parece ser un motivo que está lejos de terminar, ya que la presidenta de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, declaró el miércoles que las rápidas subidas de intereses seguirán produciéndose en un futuro próximo. Mester incluso postula que es necesario subir los tipos por encima del 4% anual en 2023 para superar la recesión. Por lo tanto, no es de extrañar que estas declaraciones hayan generado nerviosismo en torno al oro negro. (Fuente:Reuters)

Además, los tipos de interés no son la única causa de la caída del precio del petróleo, otra razón destacada detrás de estos descensos son las renovadas restricciones del COVID en China. Mientras muchas partes del mundo parecen estar recuperándose de los efectos de la pandemia o han abandonado las restricciones, China parece seguir una trayectoria diferente. Conocida por su política de "cero COVIDA", China reforzó las restricciones de COVID el jueves, poniendo al menos a 13 millones de ciudadanos bajo llave en Shenzhen. Esto, acompañado de un supuesto estancamiento en la actividad de las fábricas chinas, ha aumentado la preocupación por una menor demanda de petróleo y energía en sus fábricas y, por tanto, puede haber provocado la caída de los precios del petróleo.

Rusia: La otra cara de la moneda

En la otra cara de la moneda, la devastadora guerra entre Rusia y Ucrania ha traído consigo un aparente efecto contrario en los precios del petróleo. Es cierto que la inflación, los temores de recesión y las restricciones de Covid han deteriorado ciertamente la situación del petróleo, pero la preocupación de que el crudo ruso quede fuera del mercado por las sanciones puede haberlos levantado de vez en cuando. Desde el ataque ruso de finales de febrero, se han drenado 130 millones de barriles de crudo de las cavernas del gobierno de la Costa del Golfo, y las reservas de petróleo del gobierno terminaron la semana pasada en su nivel más bajo desde 1984. (Fuente:The Wall Street Journal)

En consecuencia, los temores de una oferta mundial ajustada debido a las sanciones a Rusia (el mayor proveedor de energía de Europa), por un lado, y los temores de una menor demanda de combustible provocada por las subidas de los tipos de interés han provocado que el petróleo esté en una montaña rusa; subiendo por un lado y bajando por otro. Sin embargo, mientras tanto, los analistas señalan que las subidas de tipos y las restricciones de Covid pueden estar eclipsando la influencia del mercado energético ruso.  

Otro jugador en el campo del petróleo 

La lista de factores que podrían frenar el avance del petróleo no parece quedarse corta. Parece que se avecina más incertidumbre en torno a la trayectoria del petróleo, ya que la reanudación de las conversaciones nucleares con Irán podría estar en la agenda. En una conferencia de prensa en Ucrania, el Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, dijo que un acuerdo para renovar el acuerdo nuclear de 2015 entre Irán, los EE.UU. y otras potencias mundiales puede ser factible si Irán consigue lo que pide. Si efectivamente, la renovación del acuerdo nuclear llega a buen puerto, entonces el precio del petróleo podría cambiar drásticamente, ya que haría que se produjera un gran retorno de petróleo a los mercados internacionales. Esto se debe a que Irán es considerado el tercer mayor productor de petróleo de la OPEP+, y por lo tanto, los analistas del mercado afirman que si la reactivación se produce, la OPEP podría fácilmente producir 30,5 millones de barriles de petróleo al día. En tal escenario, los precios del petróleo podrían caer masivamente.(Fuente:CNBC)

Mientras tanto, el oro negro parece estar en un declive causado por el cóctel de factores mencionados anteriormente, el mercado es conocido por su volatilidad y, dado que el rendimiento pasado no es garantía de los precios futuros, todavía no está claro si el petróleo repuntará pronto. Tanto los operadores como los inversores tendrán que estar atentos al mercado y a la esfera política para ver cómo entran en juego estos factores.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7