Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

Los datos del IPC agitan los mercados de EE.UU. y el Reino Unido

Stavros Tousios | miércoles 14 febrero 2024

Las acciones estadounidenses bajaron notablemente el martes 13 de febrero, ya que el mercado ajustó las expectativas en torno al calendario de recortes de tipos de interés de la Reserva Federal tras unos datos del IPC superiores a los previstos. 

El índice industrial Dow Jones (30 USD) cayó un 1,4%, lo que representa la mayor caída en un solo día desde el 23 de marzo de 2023, y el índice S&P 500 (500 USD) perdió igualmente un 1,4%. Por su parte, el tecnológico Nasdaq (US-TECH 100) terminó la jornada con un descenso del 1,80%. Tras la publicación de los datos de inflación, los mercados sólo daban un 50% de probabilidad a una bajada de tipos en mayo, frente al 95% de hace un par de semanas.

Al otro lado del Atlántico, la inflación medida por el IPC del Reino Unido fue ligeramente inferior a la prevista el miércoles 14 de febrero, lo que aumenta las posibilidades de que el Banco de Inglaterra actúe antes que el banco central estadounidense. 

Los datos más débiles de la inflación ofrecieron cierto alivio a los responsables políticos, enviando a la libra esterlina a la baja tanto frente al euro (EURGBP) como frente al dólar (GBPUSD). El martes, el par EUR/GBP subió gracias al sólido informe de empleo del Reino Unido. Tras la publicación del miércoles, algunos responsables políticos sugirieron que los recortes de tipos podrían producirse antes, y el mercado valoró en un 72% la probabilidad de un recorte de tipos en junio.

Consumer price index CPI

El IPC estadounidense aleja las expectativas de recorte de tipos de la Fed

La inflación medida por el IPC se apreció más de lo esperado en enero, aumentando un 0,3% intermensual y un 3,1% interanual, por encima de las expectativas de los economistas del 2,9%. Si se excluyen los costes de los alimentos y la energía, la inflación subyacente también aumentó un 3,9% interanual, el nivel más alto desde mayo de 2023, lo que indica que persisten las presiones inflacionistas. La expansión del IPC en enero estuvo ligada al aumento de los costes de alquiler y vivienda. La inflación de la vivienda fue decepcionante, con un avance interanual de los precios del 6%.

Por otra parte, la inflación de los servicios mostró escasos signos de moderación, con un aumento de los precios sin contar la energía del 0,7% en enero, el más alto desde septiembre de 2022. Sin embargo, las empresas pudieron repercutir el aumento de los costes a los consumidores. Mientras que los ingresos reales por hora (un componente del informe NFP) aumentaron cuando se ajustaron a la inflación, los ingresos semanales cayeron un 0,1% en el año debido a semanas de trabajo más cortas. Esto permite a los consumidores estar atentos a la inflación, a pesar de que el mercado bursátil sigue subiendo.

La lectura de la inflación, superior a la prevista, decepcionó a los inversores que esperaban cambios más tempranos en la política monetaria. Algunos funcionarios de la Reserva Federal ya habían advertido de la necesidad de más pruebas de que la inflación puede ralentizarse hacia el objetivo del 2% antes incluso de plantearse recortes de tipos. Justo antes de la publicación del IPC, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, reveló que era improbable que se produjeran recortes de tipos hasta el verano, y esperaba una inflación en torno al 2% a finales de 2024. En general, los responsables de la política monetaria prevén tres recortes de tipos este año, pero Bostic cree que los recortes se producirán después de mediados de año. 

Tras la publicación del IPC, algunos analistas contemplan escenarios en los que la Fed no recortaría los tipos en ningún momento este año. En un escenario más extremo, varios economistas llegan a creer que la inflación podría resistir lo suficiente como para permitir a la Reserva Federal mantener los tipos más altos durante más tiempo de lo que esperan los mercados. (Fuente: Market Watch)

La caída del IPC británico adelanta las previsiones de recorte del BOE

Por otro lado, la inflación británica se estabilizó en el 4% en enero, desafiando las previsiones de aumento debido a que la caída mensual de los precios de los alimentos compensó la subida de las facturas energéticas. Esta evolución fue más lenta de lo previsto por los economistas, que habían pronosticado un ligero repunte hasta el 4,2%.

En concreto, la inflación intermensual cayó al -0,6%. La inflación subyacente del Reino Unido también se mantuvo estable en el 5,1% interanual, pero ligeramente por debajo de las estimaciones del 5,2%. La lectura de la inflación más suave de lo esperado sugiere que las presiones inflacionistas se están relajando en el Reino Unido y podría permitir al BOE recortar los tipos. Las apuestas de recortes de tipos durante 2024 aumentaron tras la publicación.

Aunque la inflación británica ha disminuido desde su máximo, los precios de los bienes y servicios esenciales siguen siendo elevados, lo que ejerce presión sobre los hogares. Los precios de los alimentos han subido un 25% en los dos últimos años, más del doble que en la década anterior. 

Asimismo, la inflación de los servicios, que mide mejor las presiones internas sobre los precios, aumentó ligeramente hasta el 6,5%, pese a situarse por debajo de las previsiones. 

El aumento de la inflación de los servicios, junto con el fuerte crecimiento salarial registrado recientemente, sigue preocupando al BOE. Aunque el crecimiento salarial se ralentizó en diciembre, los salarios reales crecieron un 1,4% ajustados a la inflación.

Expectativas de futuro para EE.UU. y el Reino Unido

La economía estadounidense sigue creciendo con fuerza a pesar del entorno de tipos de interés elevados, con un fuerte crecimiento del empleo y de la actividad empresarial, pero con una inflación elevada. 

Como ha revelado la Fed en varias ocasiones, los tipos de interés bajarán en algún momento de 2024, pero los datos recientes dan a la Fed flexibilidad para esperar a cifras de inflación convincentes. 

En ese sentido, la deuda de los hogares es elevada, pero los ingresos han aumentado más, lo que significa que los estadounidenses están ahora menos apalancados. Aunque algunos argumentan que unos tipos más altos perjudican la asequibilidad y el crecimiento, los datos entrantes muestran que los consumidores siguen gastando. Al mismo tiempo, el mercado de la vivienda ha seguido resistiendo, y los saldos de las tarjetas de crédito y la morosidad tampoco han alcanzado aún niveles preocupantes. 

Aún así, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sigue siendo cauto a la hora de relajar los tipos de interés demasiado pronto, probablemente porque quiere evitar la inflación intermitente de los años setenta. Como la inflación aún no se ha reacelerado, no ha retrocedido lo suficiente como para que la Fed recorte los tipos. Por lo tanto, su actual postura menos agresiva en cuanto a los recortes de tipos puede ser prudente, dada la situación económica general.

Por otra parte, el Banco de Inglaterra y su Ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, creen que la inflación británica caerá a alrededor del 2% en los próximos meses debido a que se espera que bajen las facturas de la energía y los costes de los alimentos. Aunque la inflación subyacente y la de los servicios siguen siendo elevadas, se espera que la ralentización del crecimiento salarial y el debilitamiento de la actividad económica empujen la inflación a la baja este año. 

Las últimas cifras sugieren que el Reino Unido podría estar a punto de ganar su lucha contra la inflación, y los recortes en las facturas de la luz previstos para abril podrían apoyar esta tesis. Sin embargo, los posibles recortes fiscales del próximo presupuesto podrían mantener los tipos más altos durante más tiempo. A fin de cuentas, una inflación del 4% nos recuerda que la crisis del coste de la vida en el Reino Unido puede no haber terminado todavía.

Conclusión

Los recientes datos de inflación tanto en EE.UU. como en el Reino Unido están cambiando las expectativas de política monetaria. En EE.UU. las expectativas retroceden, mientras que en el Reino Unido impulsan las apuestas de recortes más tempranos de los tipos de interés. Según avanzamos, la Fed se mantendrá cauta en cuanto a recortar demasiado pronto, ya que los datos económicos muestran que la economía estadounidense sigue siendo resistente. Aunque el BOE espera ver descensos en la factura energética y en el coste de los alimentos, los posibles recortes fiscales del próximo presupuesto podrían mantener los tipos más altos durante más tiempo. A medida que avance 2024, los mercados seguirán con atención los enfoques opuestos de los bancos centrales y sus implicaciones.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7