Menú

Los cambios de política provocan un inicio de semana dramático en Wall Street

Plus500 | martes 25 enero 2022

El lunes, Wall Street se vio sacudido por tres grandes índices neoyorquinos que cayeron como una piedra al principio de la jornada, antes de recuperar sus pérdidas y acabar en números rojos al cierre. Aunque los inversores se sintieron alentados por los resultados finales del día, hay varios factores estructurales que podrían nublar las perspectivas del S&P 500, el Nasdaq y el Dow Jones Industrial Index de cara al futuro.

Wall Street

El regreso 

La semana bursátil en Nueva York se abrió con fuertes caídas de los principales índices estadounidenses. En su punto más bajo, el Dow cayó más de 1.000 puntos, un 3,3% menos que en la apertura. El Nasdaq y el S&P 500 llegaron a bajar casi un 5% y algo menos de un 4%, respectivamente, en sus puntos más bajos del día.

La semana pasada fue la peor para estos tres índices desde el año 2020. Sin embargo, los que esperaban un desplome generalizado de la bolsa, o incluso sólo una continuación de la tendencia bajista, quedaron sin justificación al final de la jornada. 

Pero los tres índices terminaron en positivo, aunque por poco. Al cierre de la sesión, el S&P 500 había subido un 0,28%, el Dow un 0,29% y el Nasdaq un 0,63%. Un cambio tan drástico puede haber dejado a algunos observadores del mercado sorprendidos; para el S&P 500 y el Dow Jones, la jornada del lunes representó su mayor recuperación desde el punto álgido de la crisis financiera en otoño de 2008.¿Entonces, a qué se debe esta dramática situación?

El temor de la Fed

Los inversores de Wall Street quizá sientan que se acerca el final de la era del "dinero fácil". El Comité Federal de Mercado Abierto, que determina el rumbo de la política monetaria del banco central de Estados Unidos, se reunirá hoy y mañana. El consenso del mercado parece ser que, aunque no se anunciarán cambios drásticos el miércoles, el escenario está preparado para un aumento del 0,25% de los tipos de interés a mitad de marzo.

Durante los dos últimos años, la Reserva Federal se ha aferrado a una política sobre los tipos de interés cercanos a cero para apoyar el crecimiento económico, junto con unos niveles de compra de activos sin precedentes. Sin embargo, la inflación estadounidense, que es la más alta de los últimos cuarenta años, está provocando rápidamente el fin de la liquidez apoyada por los bancos centrales. En noviembre pasado, la Reserva Federal comenzó a reducir su programa de compra de bonos, pero aún no está clara la trayectoria de su balance restante de 9 mil millones de dólares tras la finalización del recorte, que está previsto para mediados de marzo. Es probable que los datos económicos relativos al crecimiento del empleo y los salarios den a la Reserva Federal un nuevo impulso para frenar la inflación.

La incertidumbre respecto a este próximo cambio radical de la política monetaria podría haber sido un factor primordial que ha provocado las ventas observadas en Wall Street desde la semana pasada y a lo largo de la mañana del lunes. El S&P 500 ha subido un 92% desde su punto más bajo de marzo de 2020 gracias a la promoción de la liquidez de la Fed. Ahora que estas políticas parecen estar llegando a su fin, el crecimiento del índice podría estar en peligro. 

Con el fin de su programa de compra de bonos por parte de la Reserva Federal, los rendimientos de los bonos han subido. Los valores tecnológicos y de crecimiento, que habían estado entre los grandes ganadores en el transcurso de la pandemia del coronavirus, ven cómo sus beneficios futuros pierden valor a la vez que aumentan las tasas de rendimiento de los bonos, lo que a su vez tiene un efecto nocivo en los precios de sus acciones y en los mercados bursátiles en su conjunto.

Tensiones en el Este

El combate contra la inflación disparada no es la única batalla que parece en el horizonte. Las tensiones entre la Federación Rusa y Ucrania hacen que muchos se pregunten si Europa podría estar abocada a un conflicto militar de una magnitud nunca vista desde la Segunda Guerra Mundial.

Las disputas territoriales entre las dos naciones de la antigua URSS han estado en los titulares durante varios años, desde que Rusia se anexionó la península de Crimea en 2014, pero un enorme despliegue militar en la frontera oriental de Ucrania ha planteado la cuestión de una gran invasión rusa. Hasta ahora, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea han señalado su apoyo a los ucranianos en forma de grandes subvenciones y material de guerra. 

A los familiares de los diplomáticos estadounidenses destinados en Ucrania se les ha ordenado que abandonen el país, y las fuerzas de la OTAN están a la espera. La incertidumbre sobre cómo podrían afectar a los mercados una invasión y las consiguientes sanciones internacionales a la Federación Rusa también puede haber contribuido a un estado de ánimo general de aversión al riesgo el lunes.

Las causas próximas del rápido y dramático cambio de rumbo del lunes en Wall Street aún no están claras, pero algunos especulan que los operadores e inversores que buscan comprar a precio de ganga podrían haber sido la razón por la que los principales índices terminaron la jornada en negro. Sin embargo, a muchos les parece que estamos lejos de ver el fin de las turbulencias bursátiles. ¿Qué factores podrían afectar a los movimientos de los inversores en acciones en los próximos días?

¿Qué está por venir?

La temporada de resultados del cuarto trimestre apenas ha comenzado. Grandes empresas tecnológicas como Apple (AAPL), Alphabet (GOOG), Microsoft (MSFT) y Amazon (AMZN) están preparadas para publicar sus resultados en las próximas semanas. Sus resultados del cuarto trimestre de 2021 podrían tener un gran efecto en los precios de las acciones, lo que a su vez impulsa las bolsas o las empujará a la baja. 

Al otro lado del Pacífico, los índices asiáticos cotizaban a pérdidas en el momento de escribir este artículo. El Nikkei 225 de Tokio y el Hang Seng de Hong Kong bajaban algo menos del 1,7% el lunes por la mañana. Con los operadores asiáticos respondiendo a la volatilidad global con una venta, y los futuros de Estados Unidos también a la baja, parece que los mercados bursátiles del mundo aún no ven la luz al final del túnel.

Las grandes remontadas de ayer en Wall Street pueden resultar alentadoras tanto para los operadores como para los inversores, pero las tendencias futuras de estos índices podrían estar determinadas en gran parte por los informes de ganancias del cuarto trimestre, el rumbo que tomen los banqueros de la Fed en materia de política monetaria y los movimientos geopolíticos que determine el Kremlin.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7