Menú

¿Está el gobierno chino cambiando el rumbo de las medidas represivas?

Plus500 | jueves 17 marzo 2022

Tras el anuncio del gobierno chino de que los reguladores no tomarán medidas para impedir que las empresas tecnológicas coticen en el extranjero, las acciones tecnológicas chinas se dispararon el miércoles. Aunque los mercados bursátiles asiáticos habían seguido una tendencia a la baja a principios de esta semana, un cambio en las condiciones del mercado exterior podría haber llevado a los funcionarios de la República Popular China (RPC) a cambiar de rumbo con respecto a las medidas de apoyo al mercado.

China

El Gobierno cambia de rumbo

El índice Hang Seng (Hong Kong 50), con sede en Hong Kong, había tenido unos días de negociación difíciles antes de que el Partido Comunista señalara un cambio de política macroeconómica. Ante el temor, aún no confirmado, de que el régimen de sanciones contra la Federación Rusa se extienda a China en represalia por el supuesto apoyo de esta última a la intervención militar de la primera en Ucrania, algunos analistas llegaron a calificar el ambiente en el parqué de "venta por pánico". En las tres sesiones bursátiles anteriores al miércoles, el Hang Seng perdió casi una octava parte de su valor y se hundió hasta su nivel más bajo en seis años.

Además de la noticia de que la metrópolis sureña de Shenzhen, un centro mundial de fabricación, fue bloqueada durante una semana en respuesta a una nueva oleada de infecciones por COVID-19, puede que no sorprenda a los observadores expertos del mercado el hecho de que los inversores parecieran tener más aversión al riesgo a principios de la semana.

Sin embargo, los informes de los medios de comunicación oficiales que siguieron a una reunión de estabilidad financiera dirigida por el viceprimer ministro chino Liu He el miércoles pueden haber contribuido a apaciguar los temores de los operadores. Según la declaración hecha pública por los medios de comunicación estatales de la RPC, el gobierno chino no tomaría medidas para dificultar la cotización de las empresas nacionales en el extranjero, y estaba "en comunicación" con los reguladores estadounidenses para evitar la salida de las empresas chinas de los índices estadounidenses. Anteriormente, algunos analistas habían advertido de la posibilidad de que las empresas tecnológicas chinas dejaran de cotizar en índices como el Nasdaq en respuesta a las continuas medidas reguladoras en China y a los problemas de transparencia financiera planteados por la Comisión de Valores de Estados Unidos.  

Ante los crecientes desafíos que plantea para el crecimiento chino la continua pandemia de coronavirus, así como la inestabilidad geopolítica, las autoridades de la RPC parecen dar prioridad al apoyo a las empresas nacionales en un esfuerzo por restablecer la estabilidad frente a la aplicación de la normativa. En respuesta a este cambio, los operadores volvieron a dirigirse a los valores tecnológicos, que antes estaban en peligro.

Las acciones chinas se disparan

Algunos de los mayores beneficiarios de la subida bursátil del miércoles fueron las empresas chinas de vehículos eléctricos. Aunque recientemente se habían visto muy afectadas por un estado de ánimo general del mercado que desconfiaba de sectores de mercados emergentes como el de los vehículos eléctricos, lo que las situaba en una tendencia a la baja, las acciones de NIO (NIO), XPeng y Li Auto (LI) pisaron el acelerador el miércoles.

En el transcurso de la jornada, NIO se disparó un 25%, XPeng (XPEV) subió un 29% y las acciones de Li se revalorizaron un 32%. Muchos analistas atribuyen estos importantes cambios de fortuna al "cambio radical" de la retórica que sale de los pasillos del gobierno de Pekín. Junto con la más que duplicación de las entregas de coches de cada una de estas tres empresas observada en 2021, es posible que los inversores hayan vuelto a apoyar al sector chino de los vehículos eléctricos, ya que sus perspectivas de futuro parecen haber mejorado.

Sin embargo, la influencia del cambio de tono de los funcionarios de la RPC no se limitó a la industria del automóvil; las empresas chinas de comercio electrónico también se dispararon el miércoles. Si bien la creciente regulación había sido parcialmente responsable de la fuerte caída del precio de las acciones de Alibaba (BABA) en 2021, los operadores hicieron subir las acciones de este gigante tecnológico casi un 37% el miércoles. Tal vez por las mismas razones, su rival en el comercio electrónico JD.Com (JD) también se disparó ayer un 39%.

En general, el índice Hang Seng parece recuperarse de las pérdidas sufridas a principios de la semana. Al final de las operaciones del jueves, este mercado asiático clave subía algo más del 7%.

Varios factores de presión habían restringido el crecimiento de los mercados chinos en los últimos días, desde la crisis de Ucrania hasta los problemas de la cadena de suministro que surgieron del cierre de Shenzhen. Aunque las autoridades chinas se retractaron de su estricta retórica reguladora, lo que puede haber impulsado el sentimiento del mercado el miércoles y el jueves, queda por ver si el apoyo del gobierno puede impulsar a los sectores del mercado nacional lo suficiente como para compensar la inestabilidad global sobre la que las autoridades de la RPC no tienen control.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7