Menú

Cómo un atasco de suministros hace que todo sea más caro

Pinchas Cohen | martes 02 noviembre 2021

El coste de los productos de uso común está a punto de aumentar aún más. Las empresas que fabrican productos de consumo han advertido que subirán los precios al enfrentarse a un atasco de suministros. Una de las empresas que está subiendo los costes es el grupo alimentario Unilever (ULVR_L). La empresa, famosa de productos de venta como el jabón Dove y el helado Magnum, aumentó los precios en más de un 4% de media durante el último trimestre. Esta fuerte subida es la más pronunciada desde 2012. Un aumento tan fuerte sugiere que es probable que los precios más altos continúen en el próximo año.

Alan Jope, el CEO de Unilever, dijo en una entrevista en Bloomberg TV que las actuales presiones inflacionistas son las más fuertes en décadas. Jope espera que este entorno dure al menos otros doce meses.

Otras empresas de consumo que siguen a Unilever en la subida de los precios para compensar los mayores costes de producción y envío son Nestlé (NESN.VX), P&G (PG) y Danone (BN.PA). Estas empresas fabrican muchos de los productos que se venden en los supermercados y llegan a los armarios de las cocinas.

Sin embargo, no sólo se han visto afectados los productos de los supermercados. Por ejemplo, las plantas de Vietnam que producen zapatos Nike (NKE) redujeron la producción cuando los trabajadores volvieron a sus casas durante el mes de octubre en medio del brote. 

¿Es la inflación un problema temporal o duradero?

¿Qué está ocurriendo? ¿Qué ha provocado esta interrupción de la oferta que ha llevado a los responsables políticos estadounidenses a cambiar sus posiciones? Tanto el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, como la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, no se mostraron preocupados por la inflación, afirmando en repetidas ocasiones que sólo era "transitoria". La Fed ha hecho esa afirmación, una y otra vez, durante todo el año. 

Sin embargo, el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, anunció un importante cambio de política el 27 de agosto de 2020. El banco central estadounidense permitirá que la inflación -el precio de los precios- suba por encima de su objetivo habitual del 2%. La reserva federal cambiará el criterio del objetivo de una cifra absoluta a una cifra media. Eso significa que el banco permitirá que la inflación supere su objetivo del 2% "durante algún tiempo". La Fed realizó este cambio sustancial de política para permitir que el mercado laboral y la economía en general sigan expandiéndose antes de intervenir con subidas de los tipos de interés, lo que frenará el crecimiento.

Este nuevo enfoque de la inflación se produjo tras el aumento de los precios de la gasolina y de los alimentos, que provocó en julio de 2020 el primer aumento de la inflación de los consumidores estadounidenses en 4 meses. Dos semanas antes del anuncio del cambio de política monetaria, los precios al consumo en Estados Unidos se dispararon. El índice de precios subyacente (IPC), que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía, subió un 0,6%, la subida más considerable desde enero de 1991.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, tampoco consideró que la inflación fuera un problema en mayo, y tranquilizó a la opinión pública al afirmar que todavía no es necesario subir los tipos de interés. De nuevo, en junio, dijo que la inflación era "transitoria". Sin embargo, el 5 de octubre, la secretaria del Tesoro parecía haber cambiado su mensaje, advirtiendo que la inflación podría mantenerse durante varios meses más, después de haber dicho ya que era sólo temporal. Además, a finales de mes, el 24 de octubre, Yellen había adelantado esa previsión al segundo periodo del año siguiente. 

Mientras tanto, parece que los bancos centrales están dejando de restar importancia a la inflación. Powell admitió finalmente estar "frustrado" por la inflación el 29 de septiembre. El 22 de octubre, Powell aclaró que la Fed comenzaría a reducir su programa de compra de bonos.

¿Por qué la inflación está aumentando de forma brusca y constante?

Después de que el mundo se paralizara en medio de las restricciones sociales del coronavirus, el despliegue de la vacunación ayudó a la recuperación de la economía. Sin embargo, la pandemia siguió dejando su huella en el comercio mundial. Las restricciones crearon la peor interrupción del suministro desde la Segunda Guerra Mundial. Incluso cuando las cadenas de suministro comenzaron a moverse de nuevo, se enfrentaron a un cuello de botella. La interrupción de todas las líneas de suministro provocó una reacción en cadena en la que las mercancías no pueden moverse. 

Los fabricantes experimentan el caos. No pueden suministrar o incluso fabricar bienes debido a la escasez de trabajadores, componentes clave y materias primas. Moody's Analytics advierte que los problemas de la cadena de suministro "empeorarán antes de mejorar".

¿Las fuertes subidas de precios de Unilever perjudicarán sus ventas? No está claro. Sin embargo, una cosa es segura: mientras que la gente recorta la compra de artículos de lujo cuando la inflación aumenta, el sector de productos básicos de consumo tiende a tener un rendimiento superior en épocas de mayor inflación. La gente sigue necesitando comer y comprar otros bienes necesarios, aunque los precios se vuelvan más pronunciados.  

Sin embargo, no hay certezas cuando se trata del mercado. Los bloqueos de la cadena de suministro podrían remitir, y con ellos, la inflación. Además, aunque Unilever u otras empresas de bienes de consumo se aprovechen del aumento de la inflación, no está claro si sus acciones subirán y cuándo.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7