Menú

Estos son los ganadores y perdedores de 2021

Plus500 | martes 28 diciembre 2021

2021 fue sin duda un año tumultuoso para las empresas de una plétora de industrias mundiales. Como la pandemia de coronavirus, entre otros factores, siguió afectando a nuestras vidas por segundo año consecutivo, los beneficios y las dificultades potenciales para las empresas fueron grandes. Echemos un vistazo a quién ganó a lo grande y quién perdió en 2021:

Winners and Losers 2021

La montaña rusa de los índices

Los mercados bursátiles mundiales tuvieron un 2021 bastante volátil, ya que los capitanes de la industria se esforzaron por navegar de ola en ola a medida que se descubrían continuamente nuevas variantes. Índices clave como el S&P 500 (EE.UU. 500), el Nasdaq 100 y el Dow Jones Industrial Index subían inestablemente hacia el cielo mientras las iniciativas de vacunación se desplegaban de polo a polo. El primer semestre de 2021 resultó ser el mejor semestre del S&P 500 desde el comienzo de la pandemia, y el Dow se vio impulsado por los grandes programas de gasto del gobierno estadounidense.

Sin embargo, el continuo descubrimiento y posterior propagación de nuevas variantes del COVID-19 trajo consigo recurrentes restricciones a los viajes, con los consiguientes efectos nocivos para el comercio internacional. La cepa Delta, descubierta por primera vez en la India el pasado mes de febrero, hizo que el S&P y el Dow (USA 30) bajaran considerablemente a principios de otoño. A pesar de esta caída, los mercados se recuperaron más rápidamente de Delta que del shock original del coronavirus. Esta tendencia a recuperarse más rápidamente de las olas subsiguientes se mantuvo también en el caso de Omicron, y en la tercera semana de diciembre los mercados bursátiles recuperaron rápidamente sus pérdidas de una caída inducida por Omicron.

Los principales índices neoyorquinos en su conjunto han demostrado ser resistentes en opinión de muchos, sin embargo, el Nasdaq, de gran peso tecnológico, ha brillado especialmente este año, con la mayor cantidad recaudada por OPI (oferta pública inicial) entre los índices estadounidenses. El Dow ha registrado un aumento del 20% desde el inicio del año, pero el Nasdaq ha subido casi un 25%. ¿Qué hizo que 2021 fuera un año tan exitoso para el Nasdaq (US-TECH 100)?

Líderes de 2021:

Una tormenta perfecta de tendencias auspiciosas convergió este año para impulsar a las empresas que cotizan en el Nasdaq. El coronavirus mantuvo a un gran número de trabajadores de cuello blanco en casa, lo que aumentó la demanda de tecnología de trabajo a distancia y gráficos de vídeo, el metaverso (META), en continuo desarrollo, ofreció nuevos horizontes para que las empresas tecnológicas emprendedoras los conquistaran, la pandemia requirió soluciones médicas creativas y los vehículos eléctricos siguieron abriéndose paso entre los automovilistas de todo el mundo. NVIDIA, Tesla y Pfizer fueron tres de los grandes triunfadores de 2021.

¿Continúa la racha ganadora de NVIDIA?

La acción de megacapitalización con mejor rendimiento de 2021 ha sido fuente de rumores a lo largo del año por diversas razones. En los últimos casi dos años, las decenas de trabajadores que han tenido que bautizar las oficinas en casa han hecho que se dispare la necesidad de tecnología de computación en la nube. Del mismo modo, la industria del videojuego se vio alimentada por los aburridos durante los cierres. NVIDIA (NVDA) se benefició, por tanto, de las amplias franjas de público que se esforzaron tanto en trabajar como en jugar durante la pandemia a través de los chips semiconductores. 

Desde principios de año, el valor de las acciones de la compañía ha subido más de un 130%, y el mes pasado el Consejero Delegado y la Directora Financiera de NVIDIA soltaron varios detalles tentadores sobre el giro que planea dar la empresa hacia el metaverso.

NVIDIA

En la última conferencia sobre los resultados de la empresa, la Directora Financiera Colette Kress y el Consejero Delegado Jensen Huang compartieron que el desarrollo de la tecnología metaverso permitirá a NVIDIA obtener más ingresos y tarifas de servicio.

NVIDIA ha obtenido buenos resultados en el transcurso de la pandemia de COVID-19 en su conjunto, y su nueva estrategia empresarial de desarrollo del metaverso, combinada con su actual y exitosa especialización en hardware, puede dejar a la empresa bien preparada para seguir creciendo durante el año 2022.

La expansión de Tesla continúa

Aunque el controvertido consejero delegado de Tesla, Elon Musk, haya aparecido en los titulares varias veces este año debido a tweets y otras declaraciones públicas, el propio modelo de negocio del fabricante de vehículos eléctricos ha tenido un éxito notable en 2021. 

Las acciones de la compañía han crecido más del 50% en el transcurso de 2021, y han alcanzado algunos hitos clave en el camino. Este octubre, Tesla (TSLA) se convirtió en la sexta empresa de la historia de Estados Unidos en alcanzar una capitalización de 1 billón de dólares, alcanzó los 1.000 millones de dólares de ingresos netos trimestrales por primera vez en el segundo trimestre y cambió su base de operaciones de California a Texas. 

Tesla se ha enfrentado a algunos retos singulares este año, con el aumento de la competencia en el importante mercado chino, el escrutinio de la seguridad de sus coches autónomos y la aparentemente interminable escasez de chips semiconductores esenciales para la producción de vehículos eléctricos. A pesar de estos retos, Tesla consiguió entregar más de 600.000 vehículos y tiene previsto abrir otras dos gigafábricas de baterías en un futuro próximo.  Independientemente de lo que nos depare el próximo año, una cosa es segura: Tesla fue uno de los grandes ganadores de 2021 y no parece que vaya a levantar el pie del acelerador en 2022.

La pandemia mantiene a Pfizer en lo alto

Otro de los valores que cotizan en el Nasdaq y que ha recibido una inyección de energía por la pandemia es Pfizer (PFE). El nombre de esta empresa ha estado en boca de todos desde que anunció que su vacuna patentada ofrecía una protección del 90% contra el virus COVID-19 en noviembre del año pasado. Desde principios de año, las acciones de Pfizer han aumentado su valor en más de un 60%. En noviembre, la empresa superó con creces las estimaciones de los analistas al revelar que tanto sus beneficios como sus ingresos del tercer trimestre habían aumentado más de un 130% interanual. 

Aunque esta empresa farmacéutica estadounidense es anterior a la Guerra Civil, es sin duda la vacuna contra el coronavirus la que ha convertido a Pfizer en uno de los éxitos de 2021. Las vacunas representan el 60% de las ventas totales de la empresa, y el gobierno estadounidense ya ha comprado suficientes dosis para inocular a todos los niños de Estados Unidos. Además, una píldora desarrollada por Pfizer podría utilizarse pronto para tratar el virus después de la infección.

Aunque la vacuna de Pfizer ya no es la única opción, ya que la pandemia mundial parece no tener fin, el brillo de la empresa parece estar lejos de disminuir a corto plazo.

Los rezagados de 2021:

Siempre hay dos caras de la moneda, y 2021 no fue tan amable con todos los sectores del mercado como lo fue con las empresas mencionadas. Este año ha sido un año difícil para algunas materias primas, divisas y, sobre todo, para la industria tecnológica china.

¿Se ha recuperado el petróleo este año?

El año pasado, el precio del petróleo (CL) se desplomó a medida que el frenesí de la pandemia continuaba a raíz de las restricciones a los viajes internacionales, cayendo un 20% en el transcurso del año. En 2021, el petróleo se encontraba en un periodo de recuperación mientras la economía mundial intentaba volver a la normalidad, y en octubre, algunas de las mayores compañías petroleras del mundo registraron sus mayores flujos de caja desde la Gran Recesión. 

Sin embargo, las variantes Delta y Omicron del virus COVID-19 provocaron fuertes caídas en el precio del petróleo en agosto y a finales de noviembre, respectivamente. El peor día de toda la pandemia para el precio del petróleo fue hace poco más de un mes, el 26 de noviembre. 

2021 fue un año de recuperación en muchos aspectos para los mercados del petróleo, pero con la trayectoria a corto plazo de la pandemia de coronavirus incierta, el panorama puede seguir siendo nublado para los inversores más avispados.

El oro se desvanece

Otra materia prima ha sufrido una montaña rusa aún más rocosa este último año. El oro (XAU) ha bailado a dúo con la economía estadounidense en 2021, respondiendo en general a los altibajos del mercado estadounidense a medida que los consumidores respondían a la legislación gubernamental y a las tasas de infección.

Aunque el metal amarillo comenzó el año a 1.943 dólares por onza, el paquete de estímulo de la administración Biden y la recuperación económica general lo hicieron bajar un 13% a principios de marzo. En total, el precio del oro ha bajado más de un 6,5% en 2021.

Aunque el oro se ha considerado tradicionalmente un refugio seguro en tiempos de inflación y malestar económico, algunos factores han impedido que este metal precioso brille realmente este año. En primer lugar, a pesar de la volatilidad de este año, la economía mundial está en general mejor que a principios de 2021. En segundo lugar, aunque la inflación en EE.UU. ha alcanzado niveles que no se veían desde la década de 1980, la Fed aumentó los tipos de interés por primera vez desde los albores de la pandemia. En tercer lugar, es posible que un mayor número de operadores se decanten por criptodivisas como Bitcoin (BTCUSD) y Ethereum (ETHUSD) en lugar de utilizar el oro como alternativa a las monedas fiduciarias vulnerables a la inflación.

Que el oro continúe su mediocre racha en 2022 depende en gran medida de que la pandemia de coronavirus pueda finalmente mitigarse y de que bancos centrales como la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra consigan poner freno a las desbocadas tasas de inflación.

China toma medidas contra las acciones tecnológicas

La industria tecnológica en su conjunto fue en muchos sentidos una de las historias de éxito de 2021, pero en una de las potencias económicas esto no fue inequívocamente así. El gobierno chino ha aumentado las restricciones a las empresas relacionadas con Internet a lo largo del año, haciendo que empresas como Tencent y Alibaba se precipiten hacia abajo.

Tencent (0700.HK) se ha visto muy afectada por las nuevas restricciones a los juegos de azar por parte de los menores de edad instituidas por el Partido Comunista Chino en agosto, a raíz de un editorial muy leído en un periódico del partido que comparaba los juegos en línea con las drogas duras. Los ingresos publicitarios de la empresa también se han visto indirectamente afectados por la escasez mundial de chips, ya que los fabricantes de automóviles chinos dedican menos fondos a la publicidad en la aplicación de Tencent, WeChat. Desde principios de febrero, el precio de las acciones de la empresa se ha desplomado más de un 40%. El consejero delegado, Pony Ma, declaró el mes pasado que la empresa podría tener que ajustarse a una "nueva normalidad" de mayor escrutinio gubernamental.

Alibaba (BABA), el enorme conglomerado multinacional, tampoco lo ha tenido fácil este año. En marzo, la empresa se vio obligada a vender su participación en el South China Morning Post (SCMP), y al mes siguiente recibió una multa de 2.870 millones de dólares por diversas infracciones antimonopolio. La cotización de Alibaba experimentó a principios de este mes la mayor subida en más de cuatro años, quizá debido a la reorganización de la rama de comercio electrónico de la empresa, pero el precio de sus acciones en su conjunto ha caído casi la mitad este año. Al igual que Tencent, Alibaba puede enfrentarse a un entorno empresarial más adverso en su país de origen, ya que la normativa gubernamental es cada vez más estricta.

Alibaba Chart

En resumen

Al entrar en un nuevo año, tanto los operadores como los inversores pueden echar la vista atrás para sacar conclusiones para el año que viene. Los retos de 2021 no afectaron a todos los sectores de la economía por igual, y algunas empresas pudieron sortear mejor que otras las olas de infección, inflación y problemas en la cadena de suministro. Al entrar en 2022, sigue habiendo mucha incertidumbre sobre si las empresas rentables continuarán su racha de victorias y si las menos afortunadas seguirán perdiendo. Al igual que en 2020 y 2021, la situación puede cambiar el próximo año debido a la propagación de la pandemia del coronavirus.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7