Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

¿Qué es una recesión y qué la provoca?

Stavros Tousios | miércoles 28 diciembre 2022

Hace meses que los economistas pronostican que se avecina una recesión. No hay tanto acuerdo sobre la profundidad o la duración de las recesiones, pero existe un sólido consenso en que la economía se encamina hacia un periodo de contracción a principios de 2023. Esto abre un par de preguntas esenciales para los operadores, como ¿qué es una recesión o qué la provoca?

What Is a Recession?

Definición de recesión

No existe una definición precisa y ampliamente aceptada de recesión. Pero el indicador más comúnmente aceptado de una recesión es cuando obtenemos dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo en el Producto Interior Bruto (PIB). Esto se entiende como que el valor total de todos los bienes y servicios producidos en la economía ha disminuido durante seis meses seguidos.

En el caso de Estados Unidos, sin embargo, la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) utiliza una definición de recesión más amplia. Incluye datos de empleo y producción industrial, entre otros, para concluir si se está produciendo una recesión, ya que rastrean las fechas de inicio y fin de dicha recesión. El NBER señala que el inicio de una recesión puede comenzar cuando la actividad económica avanza hasta un punto máximo, y puede terminar cuando la actividad económica se contrae hasta un mínimo. En otras palabras, definen "recesión" como un periodo de tendencia a la baja.

¿Qué ocurre durante una recesión?

Durante una recesión, disminuyen la producción económica, el empleo y el gasto de los consumidores. También es probable que bajen los tipos de interés, ya que el banco central reduce el tipo de referencia para apoyar la economía. El gobierno experimentará un aumento del déficit debido a la pérdida de ingresos fiscales, mientras aumenta el gasto en programas sociales.

Una recesión conlleva un importante descenso de la actividad económica que suele durar al menos medio año y va acompañada de una caída del mercado bursátil, un aumento del desempleo y un descenso del precio de la vivienda.

¿Qué causa una recesión?

Muchas teorías económicas intentan explicar cómo y por qué una economía entra en recesión. Las causas pueden clasificarse en económicas, financieras, psicológicas o una combinación de las tres.

Algunas se centran en cambios estructurales en industrias que tienen un impacto importante en la economía. Otros apuntan a factores financieros, como el crecimiento y la acumulación de riesgos financieros durante el periodo de crecimiento que precede a la recesión. Los que sostienen que los aspectos psicológicos son los más cruciales se centran en el exceso de exuberancia durante los auges económicos, seguido del pesimismo cuando se produce la recesión. Un ejemplo de combinación de varios factores podría ser el "Momento Minsky", llamado así por el economista Hyman Minsky, que describe cómo crece y estalla una burbuja económica basada en factores financieros y psicológicos que fomentan una especulación insostenible.

Cómo reconocer la llegada de una recesión

Hay señales tempranas de una recesión económica, como los elevados tipos de interés, el creciente número de quiebras y la debilidad del mercado bursátil, por nombrar sólo algunas. Entre ellas se encuentra también la curva de rendimiento invertida, que se considera una señal vital de una posible recesión inminente. En particular, la curva de rendimiento se ha invertido en el pasado sin provocar una recesión. Normalmente, la pendiente de la curva de rendimientos es ascendente, ya que la deuda a largo plazo tiene tipos de interés más altos que la deuda a corto plazo. 

Por consiguiente, se produce una inversión cuando la deuda a corto plazo tiene tipos de interés más altos que la de largo plazo. A su vez, esto refleja las expectativas de un posible inicio de recesión.

Otros indicadores son la disminución de los pedidos de fabricación, el debilitamiento del mercado inmobiliario y el descenso de la confianza y el gasto de los consumidores.

¿Estamos a punto de entrar en recesión?

De hecho, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, no cree que se vaya a producir una recesión el año que viene, ya que la Fed ha previsto que la economía crezca un 0,5%, a pesar de que espera que el desempleo aumente un punto porcentual. Sorprendentemente, a muchos economistas les preocupa que la Reserva Federal provoque una recesión esta vez, después de haber sido capaz de rescatar a la economía de una recesión en las dos recesiones anteriores. La Fed se está tomando en serio la amenaza de la inflación y se espera que siga subiendo los tipos en el nuevo año, que es uno de los indicadores de una posible recesión. Esto se debe a que un rápido aumento de los tipos de interés puede ralentizar el crecimiento o incluso inclinar la economía hacia una recesión. A pesar de que la Fed confía en poder evitar la recesión por poco, sus últimas previsiones se sitúan en rangos típicamente asociados a una recesión. En su última reunión del 14 de diciembre, la Fed afirmó que sigue sin estar dispuesta a "pivotar" hacia una política más suave, ya que su intención es seguir luchando contra la inflación.  Por ahora, si la recesión seguirá o no ocupando los titulares en 2023 sigue siendo una incógnita, ya que el mercado es volátil, habrá que esperar a ver qué nos depara el nuevo año. (Fuente:Reuters)


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7