Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

Guía para invertir en acciones de vehículos eléctricos

Plus500 | lunes 25 diciembre 2023

En los últimos años, los vehículos eléctricos (VE) han experimentado un notable aumento de popularidad, y numerosas personas han optado por cambiar los coches convencionales por alternativas eléctricas. 

En consecuencia, debido al creciente atractivo de los VE, hay un interés cada vez mayor entre los operadores e inversores por capitalizar potencialmente el éxito de este sector, ya sea negociando o invirtiendo en valores de VE. 

De ahí que surjan preguntas sobre la naturaleza de los vehículos eléctricos, las estrategias para negociar con ellos y la información esencial que hay que conocer sobre este sector.

An illustration of Electric Vehicles EVs

El auge de los vehículos eléctricos

Aquí tienes una cronología detallada sobre el auge de los vehículos eléctricos:

  • 1830-1880: Aparecen prototipos de VE en Hungría, los Países Bajos y el Reino Unido. En particular, la innovación de William Morrison hacia 1890 suele considerarse el primer vehículo eléctrico práctico.

  • 1880-1914: Tras años de utilizar caballos y carros como medio de transporte, la gente empezó a utilizar vehículos motorizados. En EE.UU. se empezaron a utilizar vehículos de vapor, eléctricos y de gasolina, y los eléctricos se hicieron más populares en las ciudades por su facilidad de uso.

  • 1914-1970: Los VE sufrieron algunas presiones por el auge de los vehículos con motor de combustión interna (MCI), lo que dificultó su desarrollo. Además, la gasolina (RB) era más barata que la electricidad y, por tanto, los coches de gasolina también obstaculizaron el desarrollo de los VE a mediados de la década de 1930 durante unos cincuenta años.

  • 1970-2003: En la década de 1970, impulsado por las crisis del petróleo (CL), surgió un movimiento para reducir la dependencia del petróleo y los fabricantes de automóviles empezaron a explorar de nuevo los coches eléctricos. Los precios de la gasolina empezaron a encarecerse y, en 1997, se produjo el momento crucial con el éxito mundial del Toyota Prius, el vehículo híbrido (eléctrico y de gasolina) producido en serie. Unos años más tarde, en 2003, los empresarios Martin Eberhard y Marc Tarpenning fundaron Tesla Motors, que remodeló y revolucionó la industria de los vehículos eléctricos. 

  • 2003-2020: Como ya se ha mencionado, el gigante de los VE, Tesla, fue creado por Martin Eberhard y Marc Tarpenning, que tenían experiencia en el crecimiento de la capacidad de las baterías de iones de litio. Tres años más tarde, en 2006, la empresa reveló sus planes de fabricar un deportivo de lujo con una autonomía de más de 320 km con una sola carga y tuvo éxito. No obstante, en 2010 empezó a crecer la competencia en el ámbito de los VE, ya que empresas como Nissan crearon un coche totalmente eléctrico de cero emisiones, llamado "Nissan LEAF". Este coche pronto se convirtió en el coche totalmente eléctrico más vendido en todo el mundo.

  • 2021-Actualidad: La producción de VE ha crecido exponencialmente y cada vez más conductores se pasan a los coches eléctricos.

El futuro de la industria del automóvil: Crecimiento y tendencias del mercado

Saber hacia dónde puede dirigirse la industria automovilística en el futuro puede ser útil para comprender cómo se comportará el sector de los vehículos eléctricos y cómo esto podría reconfigurar el mercado bursátil. 

He aquí algunos de los principales acontecimientos previstos en la industria del automóvil en un futuro próximo:

  • Más VE:

Cada vez más fabricantes de automóviles están cambiando y se espera que sigan cambiando hacia la fabricación de vehículos eléctricos. Se espera que Volvo (VOLV-A.ST) y General Motors, entre otras empresas, pasen a fabricar vehículos totalmente eléctricos, mientras que Volkswagen, entre otras empresas, invertirá más de 32.000 millones de dólares en electrificación para finales de 2023 y tiene planes ambiciosos para introducir aproximadamente 70 modelos en la próxima década.

  • Inteligencia Artificial y Realidad Ampliada:

Se prevé que la Realidad Virtual (RV), la Realidad Mixta (RM) y la Realidad Aumentada (RA), entre otros elementos de realidad extendida, pasen a formar parte de la industria del automóvil y del proceso de creación. Además, también se espera que la Inteligencia Artificial (IA) influya en los diseños y creaciones de automóviles.

  • Coches autónomos:

El encanto de los coches autoconducidos ha cautivado la imaginación de muchos durante un periodo considerable, y lo que podría haber parecido un mito es ahora una realidad. Numerosos vehículos ya están equipados con sistemas autónomos capaces de navegar por escenarios complejos. Las previsiones indican que en 2030 los vehículos autónomos constituirán una parte importante, llegando a representar una décima parte del tráfico total por carretera.

  • Acceso a Internet:

Se prevé que cada vez más vehículos estén conectados a Internet y funcionen con software para mejorar la comunicación con su entorno. Por otra parte, el proceso de diseño de automóviles se trasladará por completo a la nube en los próximos años, lo que simplificará la conectividad entre los diseñadores.

No obstante, se trata de meras previsiones, pero será interesante ver si se hacen realidad en un futuro próximo.

¿Cómo negociar o invertir en acciones de VE?

Hay muchas formas de intentar beneficiarse del creciente mercado de vehículos eléctricos y de sus oscilaciones de precios. Algunas de las principales son la compra directa de acciones de empresas dedicadas a la fabricación de vehículos eléctricos, como Li Auto (LI), Xpeng (XPEV), BYD y Tesla. 

Otra forma de exponerse a las acciones de VE sin tener que comprarlas es negociar Contratos por Diferencia (CFD). Esto puede permitirle operar tanto con cotizaciones al alza como a la baja, además de tener acceso a operaciones apalancadas si eso se ajusta a sus necesidades y a su apetito por el riesgo.

Principales actores del sector de los vehículos eléctricos 

Algunos de los grandes nombres del sector de los vehículos eléctricos en 2023 son BYD, Tesla, Volkswagen, General Motors y Stellantis.

BYD (1211.HK)

BYD es una empresa automovilística china fundada en 1995 y con sede en Shenzhen, Guangdong (China). 

BYD fabrica vehículos eléctricos diseñados tanto para uso personal como comercial, además de producir sistemas de monorraíl y componentes para teléfonos móviles.

Entre sus vehículos destaca la "Serie Dinastía", con modelos populares como el BYD Qin, la berlina insignia, y el BYD Han.

Tesla (TSLA)

Tesla no es ajena a la industria de los vehículos eléctricos desde 2003. Es una multinacional estadounidense de vehículos eléctricos y energías limpias con sede en Austin (Texas). Entre algunos de los modelos de VE más populares de Tesla se encuentran el Model 3 y el Model Y, que fue un éxito de ventas mundial en algún momento.

Volkswagen (VOW.DE)

Volkswagen es una multinacional automovilística alemana con sede en Wolfsburg (Alemania), fundada en 1937. 

Aunque Volkswagen no es necesariamente conocida por sus vehículos eléctricos, sigue siendo un actor notable en el campo de los vehículos eléctricos. De hecho, empezó a desarrollar vehículos eléctricos en los años 70 y el primer vehículo eléctrico que fabricó fue el "Elektro Transporter", un monovolumen.

La gama de vehículos eléctricos de la empresa incluye modelos como el ID.3 hatchback, el ID.4 crossover SUV y el ID.7 sedán.

General Motors (GM)

General Motors, multinacional automovilística estadounidense con sede en Michigan, fue fundada en 1908. 

Aventurándose en la fabricación de vehículos eléctricos desde los años 90, la empresa ha declarado recientemente su compromiso de ofrecer exclusivamente vehículos eléctricos, con el objetivo de cesar la producción de vehículos de gasolina y diésel para 2035. 

Entre los modelos de renombre de GM se encuentran los producidos por sus filiales, como el Chevrolet Bolt.

Stellantis (STLA)

Creada en 2021 mediante la fusión de Fiat Chrysler Automobiles y el Grupo PSA, Stellantis es una empresa automovilística con sede en Ámsterdam.

Si bien la empresa es nueva entre sus pares, reveló que para el final de la década, pretende lograr el 100% de sus ventas en Europa y el 50% en los Estados Unidos a través de vehículos eléctricos de batería (BEV), con un objetivo de 5 millones de ventas anuales de BEV a nivel mundial para 2030. 

Además, algunos de sus vehículos más populares son el Fiat New 500, que en algún momento se hizo con el primer puesto como VE más vendido en Italia y se aseguró la tercera posición entre los vehículos eléctricos de los diez principales mercados europeos, y el Peugeot e-208, que se hizo popular en Francia.

Además de estas empresas, otros fabricantes populares de VE son BMW (BMW.DE), Mercedes-Benz (MBG.DE) y Hyundai.

Ventajas y riesgos de invertir en acciones de VE

Como todo lo demás, invertir en vehículos eléctricos conlleva sus propios riesgos y beneficios. Entre las posibles ventajas de invertir en vehículos eléctricos está la posibilidad de obtener grandes beneficios, ya que este sector está creciendo exponencialmente. Además, estas acciones pueden ser importantes para los interesados en preservar el medio ambiente, ya que las empresas que las respaldan desarrollan productos destinados a reducir las emisiones de carbono. Además, este sector está experimentando claramente una creciente demanda de los consumidores, lo que también puede contribuir a su fortaleza en un futuro próximo.

Por el contrario, aunque estas empresas se asocian con frecuencia a valoraciones elevadas, el incumplimiento de estas expectativas puede dar lugar a una fuerte caída del valor de las acciones, lo que puede acarrear grandes pérdidas. Además, como estos valores están sujetos a normativas medioambientales, las alteraciones en las políticas pueden afectar a los precios de las acciones. Asimismo, el creciente número de fabricantes de automóviles que adoptan la tendencia de los vehículos eléctricos introduce una mayor competencia, lo que influye aún más en los precios de las acciones.

Por lo tanto, los operadores e inversores deben evaluar detenidamente estos factores antes de decidir si invierten en acciones de vehículos eléctricos. (Fuente: Investopedia)

Riesgos y retos del sector de los vehículos eléctricos

El sector de los vehículos eléctricos se enfrenta a varios retos, como el mayor coste de compra, atribuido a que su fabricación es más cara que la de los coches normales. 

Además, a pesar de la creciente popularidad de los VE, es esencial tener en cuenta que esta industria sigue siendo relativamente más pequeña que el mercado de vehículos tradicionales, lo que se traduce en una escasez de técnicos especializados en VE. Además, la insuficiente disponibilidad de estaciones de recarga asequibles supone otro obstáculo para los usuarios de VE.

Cómo evaluar los valores de vehículos eléctricos

Para evaluar eficazmente los valores de vehículos eléctricos, los inversores pueden centrarse en aspectos como la posición estratégica de la empresa, su misión y alineación con las tendencias del mercado, y sus planes de expansión de la línea de productos de vehículos eléctricos y de inversión en tecnología de baterías.

Además, los operadores deben fijarse en los beneficios de la empresa, que incluyen la deuda y los ingresos. Los operadores también deben examinar a los competidores de la empresa para evaluar su valor y rendimiento. 

Por último, los operadores pueden evaluar los avances tecnológicos de la empresa y seguir de cerca cómo afecta la normativa a su crecimiento.

Conclusión

En resumen, el auge de los vehículos eléctricos ha captado la atención de operadores e inversores. Para navegar con éxito por el mercado de los vehículos eléctricos es necesario conocer a fondo su historia y sus principales actores.

Aunque el sector de los vehículos eléctricos está preparado para crecer, los operadores e inversores deben tener en cuenta los riesgos potenciales que puede entrañar antes de adentrarse en él.

Preguntas frecuentes sobre las acciones VE

¿Qué son las acciones de vehículos eléctricos y por qué están ganando popularidad entre los inversores?

Los valores VE son acciones de empresas dedicadas a la producción o el desarrollo de vehículos eléctricos. Estas empresas son cada vez más populares debido al cambio mundial hacia soluciones energéticas sostenibles y limpias.

¿Qué empresas de vehículos eléctricos cotizan en bolsa?

Algunas de las empresas de vehículos eléctricos que cotizan en bolsa son Tesla, BYD, Volkswagen, BMW, Li Auto y Xpeng.

¿Qué factores determinan el rendimiento de las acciones de VE?

Los avances tecnológicos y las políticas reguladoras, entre otros factores, pueden influir en las acciones de VE.

¿Cuáles son los beneficios y riesgos potenciales de invertir en acciones de VE?

Algunas de las posibles ventajas de invertir en VE son la posibilidad de obtener mayores rendimientos y de que aumente la demanda de los consumidores, lo que podría impulsar las perspectivas de crecimiento. Por el contrario, aunque los VE se asocian con frecuencia a valoraciones elevadas, el incumplimiento de estas expectativas puede dar lugar a una fuerte caída del valor de las acciones, lo que puede acarrear grandes pérdidas. 

¿Cómo puedo evaluar la salud financiera de una empresa de VE antes de invertir?

Puede evaluar la salud de una empresa de VE examinando sus informes de beneficios, viendo cómo se comporta ante los cambios normativos y observando a sus competidores. 


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7