Plus500 does not provide CFD services to residents of the United States. Visit our U.S. website at us.plus500.com.

Una exploración a fondo de los valores de la computación en nube

Plus500 | lunes 31 julio 2023

La computación en nube ha pasado a formar parte integrante de la tecnología tal y como la conocemos y, en consecuencia, cada vez surgen más empresas que la impulsan y hacen furor en el mercado bursátil. 

¿Qué es exactamente la computación en nube, qué relación tiene con el comercio y la inversión, y qué más hay que saber al respecto?  Aquí tiene todo lo que necesita saber sobre la computación en nube y su efecto en los mercados:

An illustration of cloud computing

Entender la computación en nube

En primer lugar, para entender qué es la computación en nube, es importante saber qué significa realmente una nube. Cuando hablamos de tecnología, una nube es un conjunto o una red de servidores que trabajan juntos para ejecutar programas, proporcionar contenidos y almacenar datos para que sean accesibles en línea desde dispositivos con conexión a Internet.

La computación en nube es, por tanto, el modelo que ofrece los datos, aplicaciones y servicios disponibles en varios servidores (nubes) a través de Internet. En otras palabras, es el proceso de almacenamiento y acceso a los datos a través de Internet.

Tipos de computación en nube

También puede ser útil tener en cuenta que existen diferentes tipos de computación en nube para distinguir entre los tres principales: Nube Pública, Nube Privada y Nube Híbrida. 

Nube pública 

Los proveedores de servicios de nube pública, como Google Cloud, ofrecen acceso basado en Internet a recursos como potencia de cálculo, almacenamiento, capacidades de red, entornos de desarrollo y aplicaciones. Estos recursos son propiedad y están gestionados por terceras entidades.

Nube privada

Una nube privada es construida y operada exclusivamente por una organización, normalmente dentro de sus propias instalaciones físicas. Este tipo de computación en nube mejora el control, la flexibilidad y la protección de los datos.

Nube híbrida 

Las nubes híbridas se refieren a entornos que combinan un entorno informático privado (como la infraestructura de TI tradicional o la nube privada, incluido Microsoft Edge) con una o más nubes públicas, lo que permite la utilización de recursos y servicios de varios entornos informáticos.

Los tres modelos de servicios en nube

Además de los distintos tipos de computación en nube, también cabe señalar que existen tres modelos principales de servicios en nube, que son IaaS, PaaS y SaaS.

Infraestructura como servicio (IaaS)

IaaS proporciona recursos informáticos virtualizados (la distribución de los recursos de hardware de un ordenador entre múltiples entornos aislados digitalmente) en Internet y permite a los usuarios alquilar y gestionar infraestructuras sin necesidad de hardware físico.

Plataforma como un servicio (PaaS)

PaaS proporciona una plataforma basada en la nube con herramientas de desarrollo, bases de datos y sistemas operativos que permite a los desarrolladores crear y supervisar aplicaciones sin tener que preocuparse de intrincadas infraestructuras.

Software como un servicio (SaaS)

SaaS es el alojamiento de servicios de software en Internet y su prestación mediante suscripción. Esto, a su vez, elimina la necesidad de instalación y mantenimiento locales.

Principales empresas de computación en nube 

Aunque en el mercado no faltan empresas implicadas en el avance de la computación en nube, algunas de las principales son las siguientes:

Amazon (AMZN)

Amazon es una multinacional tecnológica estadounidense considerada el mayor proveedor de computación en nube del mundo a través de su filial Amazon Web Services (AWS).

Alphabet (GOOG)

La matriz de Google, Alphabet, es una gran empresa tecnológica estadounidense con sede en California y está considerada el tercer mayor proveedor de computación en la nube a través de su plataforma Google Cloud Platform (GCP).

Microsoft (MSFT)

Microsoft es un gigante tecnológico multinacional estadounidense y sus servicios en la nube Microsoft Azure se consideran algunos de los mayores competidores de Amazon AWS. 

IBM (IBM)

Abreviatura de International Business Machines Corporation, IBM es una empresa tecnológica estadounidense que también ha avanzado en la computación en nube a través de sus servicios IBM Cloud.

Alibaba (BABA)

Alibaba es una multinacional china de tecnología y comercio electrónico que ha desarrollado Alibaba Cloud, considerado el cuarto mayor proveedor de computación en nube del mundo.

Oracle (ORCL)

Oracle es una multinacional estadounidense de tecnología informática famosa por sus bases de datos y que ha desarrollado Oracle Cloud, que se encuentra entre los principales servicios de computación en nube del mundo. 

Otras empresas que impulsan la computación en nube a través de sus servicios son el gigante de la GPU NVIDIA (NVDA) y las empresas de computación en nube Salesforce (CRM) y Snowflake (SNOW).

La economía de la computación en nube

Otro paso importante para entender cómo funciona la computación en nube es comprender los aspectos económicos y financieros que la sustentan. Esto significa principalmente los costes y beneficios de esta tecnología:

Los beneficios económicos de la computación en nube

La economía de la nube se centra en las economías de escala (cómo una empresa obtiene ventajas de costes gracias a la ampliación) y el alcance global. Los proveedores de computación en nube son capaces de ahorrar dinero a las organizaciones porque las economías de escala les permiten obtener recursos informáticos a costes más bajos mediante la compra de recursos informáticos al por mayor. Este enfoque de recursos compartidos evita a las empresas importantes gastos de capital iniciales relacionados con infraestructuras costosas y ofrece flexibilidad en el escalado de recursos.

En cuanto al alcance global, la computación en nube aporta ahorros sustanciales al eliminar la necesidad de alojar servidores in situ y permite acceder a ellos desde cualquier lugar. Esto, como resultado, puede reducir notablemente los costes laborales. 

Además, el cloud computing ofrece agilidad empresarial. Esto es así porque cuando las empresas utilizan recursos en la nube, adquieren la capacidad de desplegar aplicaciones rápidamente, ajustar el almacenamiento y la capacidad de computación según sea necesario y responder con prontitud a los cambios en el mercado y a las necesidades de los clientes. Como resultado, esta mayor agilidad conduce a un crecimiento acelerado de los ingresos.

En cuanto a los costes de la computación en nube, es importante señalar que, aunque varios factores pueden afectar a los costes de la computación en nube, los principales son los costes de red, almacenamiento y computación.

En consecuencia, teniendo en cuenta sus ventajas económicas y el hecho de que puede ayudar al crecimiento económico, la tracción que rodea a la computación en nube puede tener más sentido ahora.

Computación en nube e Inteligencia Artificial (IA)

Al igual que la computación en nube, la Inteligencia Artificial (IA) también ha hecho furor últimamente tanto en las noticias como en el mercado bursátil.

Por suerte para los fanáticos de la tecnología, estas dos tecnologías están a menudo vinculadas e incluso pueden tener una relación simbiótica. Además, ambas tecnologías persiguen el objetivo similar de hacer avanzar a las empresas más allá de la informática. 

De hecho, la IA y la computación en nube pueden unirse para automatizar el análisis de datos, la gestión, la seguridad y los procesos de toma de decisiones. Ya existen algunas aplicaciones comunes de la IA y la computación en nube, entre las que se incluyen los siguientes ejemplos:

  • IoT: IoT es la abreviatura de Internet de las Cosas y significa esencialmente una red de dispositivos físicos dotados de sensores y software. Las arquitecturas y servicios basados en la nube que soportan IoT pueden almacenar y procesar datos generados por plataformas de IA en dispositivos IoT.

  • Chatbots: Los chatbots son programas informáticos que imitan la conversación humana. Utilizan aplicaciones basadas en IA para emplear el procesamiento del lenguaje natural en las conversaciones con los usuarios. Además, las plataformas en la nube almacenan y procesan los datos recogidos por los chatbots, conectándolos a las aplicaciones de IA pertinentes para su posterior procesamiento. Un ejemplo destacado es ChatGPT, de OpenAI, que ha dado mucho que hablar en los últimos meses. 

  • Inteligencia empresarial: Business Intelligence (BI) es el conjunto de estrategias y tecnologías utilizadas para almacenar y gestionar los datos de una empresa. La computación en nube con IA desempeña un papel vital en las aplicaciones de Business Intelligence (BI), ya que recopila datos sobre mercados, público objetivo y competidores, mientras que la nube facilita el almacenamiento, la transferencia y el análisis predictivo impulsado por IA.

Otros tipos de aplicaciones en la nube basadas en IA son la computación cognitiva en la nube, que son sistemas de autoaprendizaje que también imitan el comportamiento humano, y la IA como servicio (AIaaS), que es un servicio de terceros basado en la nube que subcontrata la IA.

Invertir en acciones de computación en nube

Para los operadores e inversores que deseen exponerse a las acciones de computación en nube, una forma de hacerlo es mediante la inversión directa en las acciones de las empresas de computación en nube. Sin embargo, para los inversores interesados en exponerse a las acciones de Cloud Computing con un capital menor y sin tener que poseer cada acción, los CFD sobre acciones de Plus500 pueden ser una opción.

Esto se debe a que los CFD sobre acciones permiten a los inversores operar tanto con precios al alza como a la baja sin tener que poseer el activo subyacente. Además, mientras que la inversión puede ser adecuada para obtener resultados a más largo plazo, los inversores con un horizonte de inversión a corto plazo y una tolerancia al riesgo elevada pueden considerar que los CFD son más apropiados para sus objetivos y necesidades de inversión. 

Independientemente de la opción que elija, es importante comprender los riesgos que entraña la negociación de acciones de computación en nube y cómo funciona realmente el sector de la computación en nube. Además, es posible que también desee considerar sus estrategias de negociación para ver cuál se adapta mejor a sus objetivos y al método que desea.

Perspectivas futuras de las acciones de computación en nube

Aunque el futuro no sea seguro, algunos esperan que las acciones de Cloud Computing crezcan en torno a un 14% entre 2023 y 2030. Si esto se materializa, se situaría por encima del crecimiento de la economía en general. (Fuente:Nasdaq

Sin embargo, a medida que surgen más y más tecnologías y más empresas se ponen en el punto de mira, aún está por determinar si estas predicciones se cumplirán o no. Una cosa a tener en cuenta es que los mercados son ciertamente volátiles y la economía puede ser impredecible, pero en general, a partir de ahora, el futuro de la computación en nube puede parecer brillante. 

Conclusión

En resumen, es innegable que la computación en nube se ha convertido en un pilar esencial de la tecnología moderna, creando una plétora de empresas que están transformando el panorama bursátil. 

En consecuencia, entender la computación en nube es crucial para los inversores, ya que desempeña un papel fundamental en la configuración del futuro del comercio y la inversión, pero sólo el tiempo dirá hacia dónde se dirigirá esta tecnología naciente.


Obtenga más de Plus500

Amplíe su conocimiento

Los videos y artículos lo ayudan a ampliar su conocimiento sobre negociación.

Prepare sus negociaciones

Nuestro calendario económico le ayuda a explorar los eventos del mercado mundial.

Negocie sin sorpresas

Comprenda los costes totales de sus negociaciones ahora para una mejor administración de gastos en el futuro.


Esta información fue redactada por Plus500 Ltd. La información se proporciona solo con fines generales y no tiene en cuenta ninguna circunstancia u objetivo personal. Antes de actuar con base en este material, debe considerar si es adecuado para sus circunstancias particulares y, si es necesario, buscar asesoramiento profesional. No se ofrece representación ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. No constituye asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que pueda confiar. Cualquier referencia a desempeños pasados, rendimientos históricos, proyecciones futuras y pronósticos estadísticos no son garantía de rendimientos futuros o desempeños futuros. Plus500 no será responsable del uso que pueda hacerse de esta información y de las consecuencias que puedan resultar de dicho uso. Por lo tanto, cualquier persona que actúe basándose en esta información lo hará a su propia discreción. La información no ha sido preparada según los requisitos legales creados para promover la independencia de la investigación sobre inversiones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7